La empresa británica de telecomunicaciones BT anunció hoy que congelará el sueldo de todo su personal, incluidos los ejecutivos, para hacer frente "al duro clima económico".

La empresa, que emplea a más de 100.000 personas, hizo un anuncio general a la plantilla para informarles de que, tras revisar los salarios, se había decidido no aumentarlos.

El gigante de las telecomunicaciones advirtió también de que cualquier prima prevista será este año "sustancialmente inferior" a las de años anteriores, si es que llegan a pagarse.

La decisión, que fue calificada de "inaceptable" por los sindicatos, afectará a los trabajadores radicados en el Reino Unido, al tiempo que se estudiarán medidas particulares para las filiales de la empresa en el extranjero.

"No es una decisión que hayamos tomado a la ligera. Hemos considerado cuidadosamente las condiciones financieras actuales, las presiones que afronta el negocio y el índice de precios al detalle, y hemos concluido que es lo correcto", declaró la empresa.