La Comisión Europea dictamina este miércoles si los ajustes y reformas económicas aprobadas por el Gobierno español para reducir el déficit son suficientes o si serán necesarios recortes adicionales para cumplir las exigencias de la UE.
 
Bruselas presentará este miércoles sus previsiones económicas para España, las cuales, se espera que sean corregidas al alza por un previsible un aumento de la contracción. Hasta ahora se manejaba una caída del PIB del 0,5% para 2013, dato sobre el que están basados los presupuestos generales del Estado.

El vicepresidente y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ya ha adelantado que las cifras del Ejecutivo español "están un poco alejadas del consenso". De hecho, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía española retroceda un 1,5% este año y un 1,3% en 2013.

El informe de la Comisión constatará muy probablemente que España tampoco va a cumplir los objetivos pactados con la UE de reducir el déficit al 6,3% este año, el 4,5% en 2013 y el 2,8% en 2014.