La Comisión Europea autorizó hoy, con condiciones, la ley fiscal alemana sobre capitales de riesgo con la que Alemania pretende modernizar las condiciones aplicables a la inversión de capital. Bruselas considera que el efecto positivo de las ventajas impositivas concedidas a las sociedades privadas de capital de riesgo que inviertan en empresas supera ampliamente el riesgo de distorsión de la competencia derivado de las ayudas de Estado. No obstante, ha pedido que éstas se ajusten a las líneas directrices de la CE sobre capital destinado a la inversión. Bruselas constata que las deducciones de la tasa profesional contempladas en las ley, y la posibilidad que se da a las empresas de aplazar sus pérdidas, son incompatibles con las normas comunitarias sobre capital de inversión y contrarias al principio de la libertad de establecimiento que figura en el Tratado.