La Comisión Europea autorizó hoy a Eslovaquia a conceder una ayuda de 14,3 millones de euros a la filial de Volkswagen en el país para la renovación de las instalaciones en Bratislava, al considerar que este proyecto impulsará el desarrollo de la región sin dañar la competencia. También dio luz verde, esta vez con condiciones, a una ayuda pública de 57 millones de euros al fabricante Ford en Rumanía, con la que financiar cursos de formación para los empleados y nuevos contratados.