La Comisión Europea ha autorizado este viernes sin condiciones la adquisición de la constructora alemana Hochtief por parte de la española ACS.
La operación no plantea problemas de competencia, según Bruselas, porque el grueso de la actividad de cada una de las empresas se desarrolla en países distintos.

ACS presentó en septiembre de 2010 una oferta por la totalidad de las acciones de Hochtief y ya controla el 29,98 % del capital social de la empresa alemana. El 3 de diciembre se notificó el acuerdo a la Comisión, cuya decisión no prejuzga el resultado de la oferta de adquisición.