La aerolínea británica British Airways transportó 2,3 millones de pasajeros en el mes de noviembre, lo que representa un descenso del 3,4% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, informó hoy la compañía en un comunicado.
"Los volúmenes y márgenes en clase 'premium' y 'premium' de corta distancia permanecen estables. No obstante el segmento 'premium' de larga distancia" está mostrando signos de mejora con volúmenes por encima de los niveles del pasado año y con una mejora de los márgenes", destacó la compañía.

British Airways registró un descenso del 3,3% de los pasajeros transportados en los vuelos domésticos y europeos y del 23,2% en el caso de los enlaces hacia Asia-Pacífico. Las rutas a América registraron un leve descenso del -0,5% mientras que las de África y Oriente Próximo registraron un aumento del 0,2%.

En cuanto al factor de ocupación, la aerolínea británica se situó en el 75,9%, lo que supone un aumento de 1,5 puntos porcentuales con respecto al mismo mes de 2008.

British Airways recortó en septiembre un 11,5% su oferta --asientos por kilómetro ofertados (AKO)-- y registró un descenso del 6,3% el tráfico medido en ingresos por pasajero y kilómetros. La carga, medida en kilómetros por tonelada, aumentó un 2,4%.

En los ocho primeros meses de su ejercicio fiscal --que finaliza en marzo--, de abril a noviembre, British Airways transportó un total de 14 millones de pasajeros, un 3,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. El factor de ocupación de la compañía aérea entre abril y noviembre se situó en el 80,1%, 1,5 puntos porcentuales más.