El Gobierno Federal de Brasil está evaluando planes para inyectar entre 40.000 millones de reales (21.500 millones de dólares) y 100.000 millones de reales a la petrolera estatal Petrobras, informó el diario local de negocios Valor Ecônomico en su edición del jueves. La inyección se destinaría a financiar la exploración de los campos petroleros subsal, que se estima tendrían enormes reservas.