El banco hipotecario británico Bradford & Bingley llevará a cabo una ampliación de capital por un importe total de 300 millones de libras (376,8 millones de euros) para hacer frente a las consecuencias de la crisis crediticia, anunció hoy la entidad en un comunicado. Con esta operación, que supondrá la emisión de derechos sobre acciones, el banco pretende incrementar sus reservas y compensar la depreciación de sus activos por la crisis. Bradford & Bingley considera que la ampliación de capital le permitirá continuar con su programa de inversiones, mejorar su posición competitiva e incrementar sus ratios de capital. "La emisión de derechos fortalecerá nuestra posición financiera y nos mantendrá como uno de los bancos británicos mejor capitalizados", afirmó el consejero delegado del grupo, Steven Crawshaw.