Esta decisión se lleva a cabo tras una explosión en uno de sus Boeing 787 que llevó al piloto a realizar un aterrizaje forzoso en Texas con 42 pasajeros a bordo.
Al parecer y según las primeras investigaciones, dicha explosión se produjo tras un fallo en el aparato eléctrico de la aeronave. La presentación del nuevo modelo ya se ha pospuesto en seis ocasiones, y es que muchos de los problemas que ha tenido la compañía han sido precisamente fallos eléctricos.

El nuevo modelo de Boeing tiene un consumo eléctrico superior al resto de los aviones tradicionales para así reducir el gasto de combustible.


Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv