BNP Real Estate facturó 22,1 millones de euros en España en el ejercicio 2009, lo que supone un descenso del 17,5% en comparación con 2008. España aportó así el 4% de la facturación total de la rama inmobiliaria de la entidad durante el pasado año, que se situó en 554 millones de euros, un 16,8% menos.