El sistema bancario español se encuentra en una situación de riesgo considerable, en la que cada vez parece más probable que se produzcan concentraciones entre cajas de ahorros, según se desprende de un informe del banco francés BNP Paribas. El análisis sobre la banca española de la entidad gala se basa en los resultados de las cinco mayores entidades financieras en términos de capital: Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular.