El fabricante alemán de automóviles BMW registró un volumen de ventas de 277.264 unidades durante los tres primeros meses del año en todo el mundo, lo que representa un descenso del 21,2% en comparación con los datos del mismo trimestre del año anterior. En marzo, sus matriculaciones cayeron un 17,2%, hasta 126.375 unidades. El responsable de Ventas y Marketing de la compañía, Ian Robertson, señaló en un comunicado difundido hoy por BMW España, que la reducción de ventas experimentada tanto en el primer trimestre del año como en marzo es consecuencia de la crisis económica y financiera internacional. No obstante, resaltó que que la caída del 17,2% experimentada en marzo "es menor" que la de meses anteriores.