El fabricante automovilístico alemán BMW ha subido en 2007 las ventas mundiales hasta 1,5 millones de vehículos, un 9,2% más que el año anterior. La marca BMW ha mejordo las ventas el pasado año en un 7,7%, hasta 1,276 millones de unidades, en comparación con las cifras de 2006. Mini ha incrementado las entregas un 18,5%, hasta los 222.875 vehículos, frente al retroceso del ejercicio anterior cuando las obras para la ampliación de las capacidades de producción en la fábrica de Oxford (Reino Unido) han creado cuellos de botella en la fabricación y han reducido las ventas de esta marca.