BME abona hoy un primer dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2012 de 0,40 euros brutos por acción.

El dividendo, que supondrá un desembolso total de 33,3 millones de euros, representa el mismo importe que el distribuido en septiembre de 2011, como primer dividendo a cuenta.

El pay-out de BME en 2011 fue del 86%, uno de los ratios más elevados de las empresas cotizadas y del sector de gestores de Bolsas.

En 2011 repartieron el 86% del beneficio neto en dividendos. El director financiero de BME, Javier Hernanicomenta que “la compañía está muy comprometida con el accionista desde el punto de vista de la rentabilidad. Seguiremos pagando un dividendo altísimo porque el pay-out es sostenible al no tener deuda”. Además, “el Capex de BME es inferior a los 11 millones de euros al año por la apuesta por la tecnología, lo que ha mejorado las latencias en 10 veces”.