Los analistas consideran que el punto fuerte de BME en este momento es su oportunidad sectorial. El mercado lleva tiempo especulando con la posibilidad de que Bolsas y Mercados Españoles sea objeto de una OPA por parte de alguno de los grupos que se están formando en Europa y EE.UU: NYSE-Euronext, Nasdaq-OMX, Deustche Borse-Eurex – que está detrás del ISE, el segundo mayor mercado de opciones estadounidenses- y ahora, LSE-Borsa Italiana, aunque Nasdaq parece bloquear la operación. Y es que la española, junto con la griega, se ha quedado sin pareja en este baile.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Marian Fernández, gestora de renta variable de Inversis Banco reconoce que son pocos los que “quedan por mover ficha en el viejo continente” y recuerda que
lo que más se ha comentado es una posible unión de BME con la bolsa germana. De momento, sobre la mesa sólo hay especulaciones y, de hecho, la compañía no hace sino defender el valor intrínseco del holding y reiterar que cuenta con un futuro brillante como actor individual. Pero, si tenemos en cuenta los ratios que se están pagando en operaciones similares, a nadie se le escapa que la compañía presidida por Antonio Zoido tiene un claro potencial. Fernández destaca que “los multiplicadores comparables hablan de un rango de valoración para la compañía de entre 48 y 52 euros”, mientras que, de no producirse una operación corporativa, BME “se quedaría en la parte baja de este rango”. ( Ver cuadro 1)