La Bolsa española registró en julio un volumen de negocio en renta variable de 104.599 millones de euros, lo que supone un repunte del 6,4% respecto al mismo mes del ejercicio anterior.

Durante los siete primeros meses del año la bolsa registró un volumen efectivo de 589.489 millones de euros, lo que supone un descenso del 5,8% respecto a igual período de 2010.

El número de negociaciones en julio se situó en 4,2 millones, un 37% más que hace un año, mientras que el número de negociaciones acumulado asciende a 27,6 millones, un 15% más.