Bolsas y Mercados Españoles (BME) dijo el viernes que el beneficio neto de 2009 bajó un 21,3 por ciento a 150 millones de euros. "Las fuertes tensiones vividas en los mercados de crédito o el desapalancamiento de una parte de los intervinientes en el mercado, han influido en el volumen contratado en los diferentes mercados gestionados", dijo el grupo en un comunicado a la CNMV.
"Las fuertes tensiones vividas en los mercados de crédito, el desapalancamiento de una parte de los intervinientes en el mercado y una severa corrección en los precios de cotización de las compañías cotizadas durante buena parte del ejercicio, han influido en el volumen contratado en los diferentes mercados gestionados", dijo el grupo en un comunicado a la CNMV.

El resultado de 2009 se situó en línea con las previsiones de los analistas consultados por Reuters, que auguraron un beneficio neto de 150,76 millones de euros.

El holding, que agrupa a los mercados de valores españoles, obtuvo en este período un resultado bruto de explotación (EBITDA) de 209,8 millones de euros con un descenso interanual del 16,1 por ciento respecto a 2008.

El importe neto de la cifra de negocios de BME ascendió a 316,65 millones de euros en 2009, con una caída del 10,3% respecto al año anterior, de los que 297 millones corresponden a ingresos ordinarios por prestación de servicios. El resultado antes de intereses, impuestos, pérdidas netas por deterioro y amortizaciones se situó en 209,79 millones de euros, un 16,1% menos.

La rentabilidad sobre recursos propios se situó en el 29,3% en el trimestre y en el 32,5% en el año, mientras que el ratio de eficiencia cerró el ejercicio en niveles del 33,7% y del 35,2% en el cuarto trimestre. El beneficio por acción se situó en 1,80 euros, de los que 0,41 euros corresponden al cuarto trimestre.

AREAS DE NEGOCIO

En el cuarto trimestre, la compañía negoció en renta variable un total de 259.458 millones de euros, un 2,1% más que en el mismo período de 2008. En el acumulado del año se negociaron 899.051 millones de euros.

En términos de negociaciones, durante el cuarto trimestre se produjo una disminución en el número de operaciones del 14,2% respecto del cuarto trimestre de 2008. Los ingresos obtenidos en el ejercicio ascendieron a 124,1 millones de euros, lo que representa una disminución del 17,8% respecto al año anterior.

En el área de liquidación, los nominales registrados al final del año 2009 alcanzaron un volumen de 1,5 billones de euros en el conjunto de los mercados de renta variable y renta fija, lo que supone un crecimiento del 11,1% en comparación con 2008.

En términos de Ebitda, la unidad de liquidación en el cuarto trimestre alcanzó los 14,8 millones de euros (-11,8%) y en el acumulado del ejercicio los 53,6 millones de euros (-21,1%).

En listing, la capitalización de las compañías admitidas a cotización a 31 de diciembre de 2009 fue de 1,1 billones de euros, un 41% más respecto a 2008. En el mercado de renta fija, y a pesar de la caída de la actividad emisora, el saldo vivo en circulación se situó en 870.981 millones de euros al final del ejercicio y aumenta un 6,3% respecto a diciembre 2008.

En el área de información, el comportamiento mixto registrado en los diferentes segmentos de clientes y niveles de información permitió atenuar el efecto de la disminución del número de suscriptores y la unidad de negocio obtuvo unos ingresos en 2009 de 33,1 millones de euros, un 13,2% por debajo de los generados en 2008.

En derivados, el volumen total de contratos negociados en el mercado de Derivados de BME fue de 93,1 millones de contratos, con un aumento del 11,6% sobre el año anterior, conseguido gracias al crecimiento de las opciones sobre acciones (+94%).

Por último, en renta fija, se contrataron durante el cuarto trimestre un total de 871.803 millones de euros, un 7,6% menos que la negociación registrada en igual periodo de 2008. En el acumulado del año la cifra total de negocio ascendió a 3,9 billones de euros, un 52,3% por encima de la contratada en 2008, mientras que en IT Consulting, la combinación de las diferentes actividades emprendidas en la unidad de negocio produjo unos ingresos de 16,9 millones en 2009, un 3,5% más.