El impulso bajista que comenzó en 21,75 se frena a la altura de la zona de apoyo comprendida entre 19,11 y 18,95.
Con posterioridad el precio comienza a rebotar con relativa moderación acompañado por un volumen de negocio superior a la media y con el indicador MACD mostrando los mayores niveles de sobreventa desde MAY del año pasado.

Son buenas condiciones para que el precio se estabilice a corto plazo pero sería precipitado hablar de un rebote. El requisito menos existente para hacer trading con largos sería una formación de giro al alza en velas japonesas y esta pasaría por un cierre de sesión cerca del máximo de ayer que se encuentra en 19,89.

BME gráfico diario