El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, defendió hoy que la caja "debe estar necesariamente" en el proceso de reestructuración del sector financiero y que su fusión con 'la Caixa' habría sido "una operación magnífica", aunque nadie en su momento se tomó en serio la operación excepto él. Blesa reconoció que "la gente se tomó a chufla" esa operación pero que "él se tomó en serio el asunto" y que valoró esta posibilidad en su momento, aunque reconoció que hoy en día no le ve ninguna posibilidad. "Engañaría si dijera que después de esa cuchufleta no me tomé en serio el asunto, lo que pasa es que hay cosas que son muy difíciles y esa lo era entonces, imagínense ahora", subrayó el presidente de la entidad, quien incidió en que habría sido una "magnífica operación".