El Ministerio de Fomento trabaja para que el plan extraordinario de infraestructuras por el que se invertirán 15.000 millones de euros en colaboración con la iniciativa privada en los dos próximos años no compute en décifit "para cumplir con las perspectivas al respecto fijadas por la UE para 2013". Así lo aseguró hoy el titular del departamento, José Blanco, quien explicó que, para ello, se apostará por el sistema concesional para contratar las obras de este plan, que presentará "pronto" y que se ha 'bautizado' como Programa de Inversiones en Infraestructuras para el Transporte Sostenible, dado que priorizará los proyectos que más contribuyan a este objetivo global del Gobierno. En virtud del sistema concesional, se transfiere a las constructoras "los riesgos de construcción, operación y mantenimiento de las infraestructuras, de modo que sean asumibles por el sector financiero y no computen en décifit para cumplir en el umbral de 2013 las perspectivas de la UE", detalló Blanco durante su intervención en el Foro 'Cinco Días'.