La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido levantar la suspensión cautelar de la negociación de los títulos de la matriz de Bankia, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), acordada el pasado viernes.

El levantamiento viene motivado por la presentación de "información suficiente de las circunstancias que aconsejaron la adopción del acuerdo de suspensión".

BFA reveló pérdidas de 3.318 millones de euros en el ejercicio 2011, frente a los beneficios de 40 millones declarados anteriormente, según indicó ayer la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV).

Así se desprende de las cuentas anuales revisadas y auditadas de la entidad incluyendo el deterioro de activos y la puesta en valoración de las participaciones, tanto industriales como de las acciones de su filial cotizada Bankia.

Este deterioro multimillonario resulta de contabilizar pérdidas de 1.561 millones de Bankia debido a la participación del 52,4% que BFA tiene en su filial. El resto de las pérdidas de la cotizada, que ascendieron a un total de 2.979 millones en 2011, se atribuyen a los accionistas minoritarios.