El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, proporcionó una evaluación optimista de las condiciones financieras, al afirmar que se siente "alentado" por la capacidad de los bancos para recaudar capital desde "diversas" fuentes. Sin embargo, Bernanke advirtió de que las condiciones siguen siendo frágiles y reclamó a las instituciones financieras a que mantengan una posición activa y preventiva en la recuadación de capital fresco, lo que -asegura- creará "nuevas oportunidades de ganancias a medida que mejoran las condiciones en los mercados financieros y la economía".