El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, predijo que la economía rebotará de la situación anémica actual a principios de 2008, incluso aunque se mantenga la actual atonía del mercado inmobiliario.
El crecimiento económico en el primer trimestre de 2007 fue bastante flojo, registrando sólo un ritmo del 0,6%, que es el peor dato trimestral en los últimos cuatro años. Sin embargo, Bernanke dijo que muchas de las actividades que contribuyeron negativamente al crecimiento hasta marzo (abultado déficit comercial, recortes de inventarios y debilidad del gasto de defensa) 'es probable que se corrijan, al menos parcialmente, en el corto plazo'. Bernanke, que hizo estas declaraciones via satélite en una conferencia monetaria internacional en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), reiteró las previsiones de la Fed de que la economía de Estados Unidos en los próximos trimestres avanzará 'a un ritmo moderado, cercano o ligeramente por debajo del nivel de expansión'. Algunos economistas sitúan el nivel normal de crecimiento en entre el 3 y el 3,25%. Mercado inmobiliario El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, aseguró hoy que los problemas que vive el mercado inmobiliario probablemente seguirán siendo un lastre para el crecimiento económico durante más tiempo de lo que esperaba el banco central estadounidense. Ya se ha dejado sentir parte de la reducción del mercado de hipotecas de riesgo, aunque la oferta de este tipo de préstamos no se ha 'evaporado' del todo. A largo plazo, el sólido crecimiento de la renta y los tipos hipotecarios relativamente bajos deberían seguir sustentando la demanda inmobiliaria, según Bernanke.