El fabricante automovilístico alemán Audi aumentó el beneficio operativo en el primer trimestre hasta el récord de 1.115 millones de euros, un 133,3% más que en el mismo periodo de 2010.

La facturación de Audi aumentó en el primer trimestre un 27,3%, hasta 10.514 millones de euros, respecto a los mismos meses del ejercicio anterior.

Las ventas de Audi mejoraron entre enero y marzo hasta 312.600 unidades, casi un 18,4 % más que en los mismos meses del pasado año.

Audi quiere vender más de 1,2 millones de vehículos este año, así como aumentar la ganancia y la facturación.

La volatilidad en los tipos de cambio y el encarecimiento de las materias primas representa un riesgo para la compañía germana.