Tubos Reunidos  dijo el martes que su beneficio neto bajó un 64,4% en el primer trimestre del año debido a la caída de las ventas en el periodo, en un contexto de menor demanda del sector siderúrgico.  El beneficio neto cayó a 7,2 millones de euros entre enero y marzo, frente al beneficio de 20,3 millones de euros del año anterior, indicó la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.  El resultado bruto de explotación, o Ebitda, fue de 20,8 millones de euros, un 48% menos que en el primer trimestre de 2008.  El importe de la cifra de negocio bajó un 11,1% a 151,3 millones de euros en el periodo.  La compañía indicó que la visibilidad de la demanda de tubos de acero sin soldadura y del sector siderúrgico en general para los próximos meses será "muy limitada", sin signos de recuperación.