El beneficio neto de Caja Duero en el primer semestre de 2008 ha descendido un 11% respecto al mismo período del año anterior, al pasar de los 61,8 millones logrados en 2007 a los 55 obtenidos en los seis primeros meses del presente ejercicio. Además de los beneficios, también ha disminuido en un 2,20% el margen de intermediación; el ordinario lo ha hecho en un 2,70% y el de explotación, en un 8,5%.