El Banco Europeo de Inversiones anunció el martes que prestará 440 millones  de euros a pequeñas y medianas empresas a través de las filiales de Erste Bank en Europa Central y del Este.  Los créditos son el último intento concertado de agencias internacionales para suavizar el impacto de la crisis financiera mundial en la Europa Central y del Este.  El BEI prestará 200 millones de euros a través de Ceska Sporitelna, filial checa de Erste, y EUR40 millones a través de Erste Bank Hungría. También prestará 100 millones de euros a través de la red austriaca de Erste Bank.