El segundo banco español también quiere sacar el máximo provecho a sus edificios. La entidad presidida por Francisco González ha decidido poner en venta alguna de sus sedes para financiar la creación de un centro corporativo en Madrid, dentro del radio de la autovía M-40, informa el diario El País en su edición digital.
Según este periódico, la entidad financiera lleva algunos meses analizando diferentes alternativas y ha decidido crear lo que se conoce como "un campus abierto", es decir, un conjunto de edificios del BBVA aunque alguno de ellos se alquile a otra compañía diferente. El banco no quiere tener grandes rascacielos, por lo que descarta instalarse en la Torre de Repsol situada en la Ciudad Deportiva del Real Madrid. El BBVA cuenta con diferentes sedes en Madrid, producto de las compras históricas del Banco de Bilbao, el Banco de Vizcaya y Argentaria. El banco cuenta con dos sedes en Bilbao y en Madrid dispone del Palacio del Marqués de Salamanca, en el Paseo Recoletos, la Torre de Sainz de Oiza, otra en el número 14 de Goya y un edificio más en La Vaguada, entre otros. Este movimiento se produce después de que el Santander haya decidido que pone en venta todos sus edificios por 4.000 millones de euros con unas plusvalías de 1.400 millones.