El precio que al parecer el BBVA está dispuesto a pagar conlleva una prima de 3,2 veces el valor de mercado de las acciones. "No tiene sentido pagar tres veces más por su rendimiento a corto plazo, pero quizá (el banco) tiene un punto de vista diferente sobre su rendimiento a largo plazo", declaró un analista al diario. En la puja por hacerse con un hueco en Citic Bank, el séptimo mayor acreedor chino, también compiten China Life Insurance, que intenta hacerse con el 10% del banco, y varias entidades extranjeras no especificadas pero entre las que se podrían encontrar el Santander, GE Capital o BNP Paribas. Entre los candidatos también podrían estar la rama privada del Banco Mundial, Internacional Finance Corporation, así como banco inversión singapurés, de propiedad estatal, Temasek Holdings.