BBVA mantiene la estructura bajista y actualmente la vemos en una reacción que la dirige hacia la primera directriz bajista.

Por arriba, vigilar la zona de los 6,58 euros donde podría frenarse. La segunda resistencia de BBVA la podemos establecer en torno a los 6,995 euros. Por abajo, primer soporte en los 5,996 euros. Si rompe esta zona podría irse hacia la directriz alcista menos pronunciada. Estrategia: Esperar a las zonas conflictivas.