El título perfora los mínimos anuales, movimiento que anula el impulso llevado a cabo por las compras desde los 6,066 y que permite pensar en una continuidad de las ventas en el medio plazo, en un entorno de debilidad por parte de las compras.

BBVA confirma el movimiento pullback a la relevante resistencia comprendida en torno a los 6,886 / 6,847, confirmación que obtenemos al cierre de ayer tras la perforación de los anteriores mínimos anuales establecidos en los 6,066. Dicha perforación la consideramos fiable en un entorno bajista de corto y medio plazo y de debilidad en el largo plazo, movimiento que viene respaldado por un repunte en el volumen de contratación y por la activación de señales de venta en el oscilador MACD, cuyas lecturas presentan margen de retroceso antes de alcanzar lecturas de sobreventa extrema.

BBVA en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

La valoración que realizan a nivel cuantitativo del activo bajo estudio es de 3 puntos sobre un total de 10 puntos posibles, puntuación que respalda la perforación de soportes significativos, así como la incorporación de momento negativo.

Filtros técnicos de BBVA al cierre del día 29 de MAY18

Desde un plano operativo, la perforación de soportes relevantes permite la adopción de posiciones cortas de cara al medio plazo a precios actuales, posicionando un stop loss a cierre semanal por encima de la resistencia de los 6,886 que, actualmente, funciona como aproximación a su media móvil de largo plazo o de 200 periodos. Los primeros objetivos de la extensión del movimiento bajista se sitúan en los 5,605 y en los 5,321.