Basf es la empresa química más admirada del mundo, según la revista 'Fortune', que en 2008 situaba a la multinacional en segundo lugar. La petroquímica cuenta con unos 97.000 empleados y facturó más de 62.000 millones de euros el pasado año. Expertos industriales han votado a Basf --que cuenta con factoría en Tarragona-- como la mejor compañía del sector químico en ocho de las nueve categorías existentes, entre las que se incluían la calidad del producto y del servicio, la innovación, la competitividad global, la solidez financiera y la calidad de la gestión. Para dicha estadística, la revista Fortune y su socio, el grupo Hay, han escogido una selección aproximada de 700 empresas del mundo, que han sido calificadas por más de 4.000 directivos, ejecutivos y gerentes dentro de sus respectivos sectores.