El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha avisado a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea del alto riesgo de una nueva crisis del gas "en cuestión de semanas y no de meses", debido a las dificultades de Ucrania para pagar por el gas ruso. La nueva crisis podría provocar nuevos cortes de suministro a los países de la UE como los ocurridos el pasado invierno por el enfrentamiento entre Moscú y Kiev. "Existe auténticamente el riesgo de otra crisis importante en cuestión de semanas y no de meses. Y debemos proteger a los ciudadanos europeos", dijo Durao Barroso al término de la cumbre que se celebró en Bruselas.