El banco británico Barclays, tercero del Reino Unido y en plena puja por el holandés ABN Amro, obtuvo un beneficio neto de 2.634 millones de libras (3.900 millones de euros) en el primer semestre del año, un 14% más que en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos netos ascendieron a 10.943 millones de libras (16.260 millones de euros) en ese periodo, un 10,5% más que hace un año, frente a unos gastos de 6.847 millones de libras.