Los bancos del Viejo Continente no atraviesan su mejor momento en el mercado. De los 27 componentes del índice europeo del sector, solo tres de ellos registran subidas en bolsa en lo que va de año. El mejor es Bankinter, que avanza desde enero casi un 5%, resistiendo mejor que el resto de entidades la crisis italiana. Por el contrario, el peor es Deutsche Bank, que cae más de un 37%. En la entidad alemana, la incertidumbre política se suma a su difícil situación interna.

El índice bancario europeo (Euro Stoxx Banks) está compuesto por 27 entidades del continente solo tres de ellas registran subidas en bolsa en este 2018: el Erste Bank de Austria, que sube un 1,38%; el Banco de Irlanda, que avanza un 3,8%, y Bankinterque se revaloriza un 4,70%, convirtiéndose en el mejor banco europeo en bolsa en lo que va de año.

La incertidumbre política en el Viejo Continente, con una crisis en Italia que incluye la celebración de elecciones anticipadas y con una moción de censura presentada por el PSOE contra el presidente del Gobierno en España, complica la situación de los bancos, al dispararse los rendimientos de la deuda de los países periféricos, lo que provoca una potente realización de sus beneficios en toda la banca del país.

Los analistas de Alphavalue recuerdan lo intrusiva puede ser una crisis de confianza en la deuda para las valoraciones bancarias y subrayan lo que sucedió a principios de 2016, cuando el riesgo de deflación sobrevolaba los mercados. “No queremos vernos en una situación similar. El siguiente gráfico es un recordatorio de lo que sucedió en ese momento, cuando el corto plazo de la deuda junior (y CoCos) estaba a la orden del día. El valor patrimonial de los bancos de inversión perdió un 35% en un mes, impulsado principalmente por Deutsche Bank”. Precisamente la entidad alemana es el peor banco del indicador al caer en bolsa un 37,7% desde enero.

 

 

Por el contrario, el menos afectado de esta situación es Bankinter. La entidad, que durante todo el año ha liderado las ganancias de los bancos españoles ahora se encarama al primer puesto europeo. A su favor cuenta con la estabilidad de sus resultados y su carácter puramente doméstico.

Hasta marzo, Bankinter obtuvo un beneficio neto de 143 millones, 15% superior al logrado un año antes, debido, entre otras razones, al incremento de los ingresos procedentes del negocio recurrente. El margen bruto -que incluye los principales ingresos y añade las comisiones- creció un 9,1 % hasta marzo y se situó en 500,4 millones de euros, procedentes "casi en su totalidad del negocio típico bancario". A cierre de marzo, Bankinter tenía un rendimiento sobre el capital invertido o ROE del 13,3  y se mantenía entre los bancos más rentables del sector.

Todo lo contrario es lo que vive Deutsche Bank. Y es que al contrario que la mayor parte de bancos europeos, Deutsche Bank no ha conseguido mejorar su rentabilidad tras la crisis financiera y lleva tres años inmerso en un proceso de reestructuración y fuertes pérdidas, precisamente desde que ocupó su cargo John Cryan, antiguo CEO de la entidad.

El beneficio después de impuestos del Deutsche Bank cayó en el primer trimestre un 79% respecto al año anterior hasta los 120 millones de euros y el volumen de negocios descendió un 5%, hasta los 7.000 millones de euros, informó hoy la entidad. El descenso se debió principalmente a las diferencias de tipo de cambio, especialmente la revalorización del euro frente al dólar, y a los bajos ingresos de la banca de empresas y de inversión, añadió la entidad.

Miguel Ángel García Bernal, profesor del IEB, destaca sobre el banco su “enorme tamaño, totalmente desperdigado por el mundo, donde han surgido una serie de problemas como es el caso de los mercados de futuros americanos, sin olvidar que se encuentra metido en muchos escándalos y con fuertes multas”.

El consenso de analistas de Reuters da una recomendación a Bankinter de mantener, con  un precio objetivo de 8,57 euros por acción, lo que supone un potencial de subida del 3,73%.

De las 29 casas de análisis que cubren a la entidad presida por María Dolores Dancausa, 4 aconsejan comprar; 12, mantener y 13, vender.

 

 

La misma recomendación tiene Deutsche Bank, con un precio objetivo de 11,65 euros por acción, lo que implica un recorrido al alza del 18,39%.

De los 29 brokers que siguen al banco alemán, 4 aconsejan comprar; 12, mantener y 13, vender.

Las distintas situaciones de ambas entidades se reflejan en sus indicadores técnicos. Mientras que Bankinter es el mejor banco del Ibex 35, Deutsche Bank es el peor valor del Dax.

Bankinter se encuentra en fase alcista, con nota de 9 sobre 10, y dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo, además de contar con una volatilidad decreciente en ambos periodos.

 

 

Los indicadores del área premium dan a Deutsche Bank una puntuación de 1, al encontrarse en fase bajista.