Banesto obtuvo un beneficio neto atribuido de 460 millones de euros en 2010, lo que implica un recorte del 17,8 % en comparación con sus ganancias del ejercicio anterior
La menor actividad comercial por la crisis y a las dotaciones a provisiones, que sumaron 1.000 millones de euros, estuvieron detrás de este recorte en sus cifras. 

A cierre de diciembre, Banesto registró una tasa de morosidad del 4,08 %, algo más de un punto porcentual superior al 2,94 % que tenía un año antes, con una cobertura del 53,98 %, inferior al 63,37 % de diciembre de 2009, según un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado