Un supuesto error a la apertura de la sesión provoca que la acción teste la zona de soporte clave comprendida entre el mínimo de 2.011 y el mínimo de 2.010, 5,47 y 5,52 respectivamente.

El precio ha conseguido recuperar desde esos niveles, sin embargo el rebote no afecta al aspecto técnico de la compañía que podríamos calificar de “al borde del precipicio”.

La situación es delicada, la serie de precios a lo largo de los últimos meses ha desarrollado una estructura de máximos decrecientes con las medias móviles de largo plazo cruzadas a la baja. La sobreventa en los osciladores no es excesiva y la pérdida de 5,47 deja al precio sin apoyo significativo hasta 4,22, mínimo de 2.009, niveles de soporte muy lejanos. Por la parte superior, solo la recuperación de 6,09 que confirmaría la ruptura de directriz bajista y la media móvil de 40 sesiones nos haría pensar en un giro al alza.


Banesto en gráfico diario