Los bancos del Ibex 35 se enfrentan a los meses más duros de su historia. Por un lado, tendrán que rendir cuentas con el cumplimiento de las exigencias de capital impuestas por la Autoridad Bancaria Española (EBA) y, por otro, la reforma financiera promovida por el Gobierno español. No obstante, este complejo panorama deja oportunidades de inversión, eso sí, para quien esté dispuesto a sumir el riesgo en grandes dosis.


BBVA y Santander: la supremacía de los grandes

Las grandes entidades financieras de nuestro país no temblaban al conocer que eran los bancos que mayores necesidades de capital deberían aprovisionar para cumplir con las obligaciones de la EBA, ni tampoco cuando reconocieron las dotaciones extra que tendrían que hacer para aprobar la reforma financiera nacional. Santander y BBVA se encuentran en una posición más cómoda respecto al resto de entidades. Especialmente Santander, que ya ha acelerado la limpieza de su balance. En cuanto a la inversión directa, varios expertos consultados no dudan en recomendar a los grandes bancos a largo plazo, como Graciela Vázquez, analista de Orey iTrade, quien dice que “están cotizando en zonas de sobreventa y a precios realmente bajos, ya que han sido duramente castigados durante el año pasado, por lo que tomaríamos posiciones largas”. Pero, ¿y a corto? Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com, indica que “a corto plazo el rebote en Santander puede continuar mientras no pierda los 6,20 euros y podría cambiar su tendencia a alcista si supera los 7,05 euros”. Sin embargo, si perdiera su soporte, ¿cómo podríamos invertir a la baja con la prohibición aún vigente por parte de la CNMV? una forma alternativa de lograrlo es: “vender los futuros del Ibex 35 y comprar el resto de valores, ya sea con productos derivados o en contado, en las proporciones en las que están ponderados en el selectivo, excepto el banco o bancos en los que queramos invertir a la baja”.

GRÁFICO SANTANDER (pinchar gráfico para ampliar):



En gráfico de BBVA “muestra que el objetivo lo tiene en los 7.5 euros, sigue subiendo y es de los más fuertes. Sin embargo, si ahora queremos entrar se nos ha pasado el arroz”, dice José Luis Cava, analista técnico independiente.

GRÁFICO BBVA:



La flaqueza de los medianos… excepto Bankinter

Frente a la altanería financiera de los grandes bancos, algunos medianos se las van a ver y desear para cumplir con las exigencias oficiales europeas. Por su alta exposición inmobiliaria necesitarían varios años para absorber los saneamientos vía resultados, mientras que sufrirían un impacto en patrimonio fuerte si el ajuste se hiciera contra reservas. Una de las salidas a este problema y que, además, permite ampliar el plazo para cumplir con las exigencias impuestas por el Gobierno, son los movimientos corporativos que les ayudan a ganar tamaño, capital y usuarios, a la vez que las sinergias a largo contrapesan los gastos. Este camino ha sido el que ha tomado Popular, con la fusión de Pastor, o Sabadell, con la absorción de la CAM. Además, Sabadell ha preferido penalizar sus cuentas de 2011 con fuertes dotaciones de 1.049 millones y ha puesto en marcha una ampliación de capital. Este mecanismo supone una dilución de capital para los antiguos accionistas, sin embargo, según Carlos Ladero, analista de Estrategiasdeinversion.com, “es una buena oportunidad para comprar más barato mediante derechos y de cara al largo plazo, debido al descuento, que puede ser de un 40%”. Además, el aspecto técnico actual de la entidad catalana también invita a la inversión. Según Luis Francisco Ruiz, “Sabadell se está recuperando. Tiene un mínimo significativo en 2,57 euros, por lo que habría que poner el stop por debajo de este nivel buscando los 3,24 euros”.

GRÁFICO B. SABADELL:


En Popular, pese a sus pretensiones de crecimiento por fusión, su gráfico no presenta tan buenas opciones de entrada. Según Miguel Cedillo, analista independiente, “el valor no ha superado la directriz bajista que inició en abril de 2007. Cierres por encima de 3.61 euros, nos darían la confirmación de la ruptura de la línea de tendencia y, por tanto, una señal de cambio de tendencia que no necesariamente tiene que ser a alcista, puede ser a lateral”. Por ello, aboga por “esperar a comprar por encima de 3,61 euros y vender en 4,49, fijando el stop por debajo de la directriz bajista”.

GRÁFICO B. POPULAR:


En CaixaBank, “no está claro si los 4 euros son una resistencia o un pullback a la base del canal alcista dentro del que se movía. Si es un nivel de resistencia de precios, cierres por encima, dan impulso al movimiento alcista con objetivo en 4,40 y, si por el contrario, sólo ha sido un pullback, veremos como los precios buscan soporte en los 3.73 y, por debajo, en los 3.60”. Por ello, el experto aconseja comprar si rompe los 4 euros en cierre diario y, si cae a 3.60 euros, colocando siempre el stop loss muy ajustado”.

GRÁFICO CAIXABANK:


Bankia tiene poco historial, lo que hace complicada una previsión técnica del valor. No obstante, Cedillo considera que “si penetra al alza los 3.62 ó 3.70 euros señalaría entrada en largo con precio objetivo en los 3.97 euros, y stop loss ajustado a la resistencia”.

GRÁFICO BANKIA:


o el banco que mejores perspectivas tiene para el final: Bankinter. La entidad presidida por Dolores Dancausa ya cumple de sobra con el core capital del 9% (tiene un Tier 1 del 9,36%) y, debido a su escasa exposición inmobiliaria (2.907 millones), no tendrá que hacer grandes dotaciones para rendir cuentas ante el Gobierno español. Y, ¿de cara al inversor? También es la estrella de las recomendaciones. Por ejemplo, Luis Francisco Ruiz apuesta por este valor que “tiene una resistencia en los 5,38 euros. Si la superara, podríamos comprar por encima de ella sin problemas y, si no pudiera con ella, esperaríamos a precios por debajo de 4,87”. 

GRÁFICO BANKINTER:



RTÍCULO COMPLETO, SUSCRÍBASE PINCHANDO AQUÍ