“Dicen que las pruebas de tensión de la UE no serán comparables con las efectuadas en EEUU para sus instituciones financieras, pero nadie se lo cree. O al menos los que estamos trabajando en este tajo. Los americanos han realizado pruebas muy blandas y primero vieron cuánto dinero querían dar a los bancos...no fue en realidad una prueba de estrés, fue una excusa para entregar dinero. O sea, la clave está en si las pruebas de estrés se hacen de arriba hacia abajo, o al revés para que todo cuadre como quieren las autoridades que cuadren”, dice un experto bancario, justo en el momento en que la Unión Europea ha dicho que realizará pruebas de estrés a los 25 bancos más grandes en condiciones de fuerte desaceleración económica y tensión de deuda soberana.
CEBS lo ha estado haciendo durante un tiempo. Este es el criterio acordado con el BCE de un escenario de desaceleración del crecimiento...y también de tensión en los bonos soberanos”, ha dicho un portavoz del BCE. “Ahora están trabajando en la fase dos, que ampliará los resultados más allá de los 25 mayores bancos, ha dicho un miembro del BCE”. El gobierno español filtró hace unos días que el Banco Santander y el BBVA ocupan los dos primeros puestos entre los mejores bancos europeos. La filtración se hizo justo cuando más arreciaba la tormenta, justo cuando más alta era la prima de riesgo de España. La filtración calmó las iras.

La semana pasada el ‘Financial Times’ publicó que, según analistas y banqueros, hasta 20 bancos europeos, entre ellos el Banco Popular, se verán forzados a ampliar capital como resultado de la publicación de los ‘stress test’ a finales de mes, en una cuantía que podría alcanzar en conjunto hasta 30.000 millones de euros.

Además de al banco español, que ha negado este aspecto, con la reafirmación de la propia AEB, los banqueros consultados por el rotativo económico mencionan a las entidades italianas Monte dei Paschi y Banca Popolare di Milano y al sector bancario de Grecia, Portugal e Irlanda como los candidatos más probables que tendrán que recurrir a esa ampliación de capital.

Sin embargo, apunta que los inversores están más preocupados por el sector de las cajas de ahorros en España y señala que, aunque no cotizan en bolsa, podrían poner a la deuda pública española bajo presión si el rescate estatal es más “extremo” de lo esperado.

La UE realizó el año pasado una prueba de estrés agregada de los 22 mayores bancos que representan el 60 por ciento de los activos del bloque de 27 países en un escenario de profunda recesión en 2009 y 2010.

Los resultados mostraron que el sistema bancario de la UE en su conjunto era sano y podría soportar un bache peor que el producido. Fuentes de la zona euro dijeron que todos los resultados individuales se publicarían, incluyendo los ratios de capital. La decisión de la UE de hacer públicos los resultados fue provocada por la decisión de España de hacerlo, porque si otros países no anunciaban sus resultados, los mercados sospecharían que ocultaban algo, añadió la fuente.

¿Qué pasó en EEUU?

Los bancos que causaron estragos en la economía global se han negado a hacer lo que es necesario hacer. Peor aún, han recibido respaldo de la Reserva Federal, de quien uno habría esperado una postura más cautelosa, en vista de la magnitud de sus errores pasados y de lo evidente que resulta que se hace eco de los intereses de los bancos que supuestamente debía regular.

Esto es importante no sólo por una cuestión de historia y responsabilidad: es mucho lo que se deja a criterio de los reguladores. Y eso deja abierto el interrogante: ¿Podemos confiar en ellos? En mi opinión, la respuesta es un no rotundo, razón por la cual necesitamos “definir de un modo inamovible” el marco regulatorio. La estrategia habitual -delegar la responsabilidad en los reguladores para que elaboren los detalles- no será suficiente, ha escrito JOSEPH E. STIGLITZ en El País.

...Y Alemania niega la mayor


Según un portavoz del Ministerio de Finanzas de Alemania, no se publicarán las pruebas de estrés realizadas al sector bancario del país si estos no están de acuerdo.
Algunas consideraciones al respecto de esta noticia:

*En los últimos días se ha rumoreado en el mercado que el Deutsche Bank estaba presionando al gobierno
para que no se hicieran públicas el resultado de esta prueba de estrés.

*Como ha afirmado el propio portavoz del Ministerio de Finanzas, existe mucha presión para publicar los resultados de las pruebas, y el mercado distinguirá entre quien accede a su publicación y quien no.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com