Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.619 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 7% respecto al año anterior, tras registrar un cargo neto de plusvalías y saneamientos de 897 millones.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)Banco Santander ha informado de que "el crecimiento de los resultados refleja la calidad y recurrencia de los  ingresos, el buen control de costes y las mejoras en la calidad crediticia". La entidad ha resaltado que "registró tendencias positivas en los negocios, con incrementos de los ingresos en ocho de  sus diez mercados principales".

Los ingresos totales subieron un 10%, hasta 48.392 millones de euros,  con  crecimientos  del  margen  de  intereses  y  de  los  ingresos  por  comisiones  del  10%  y  del  14%,  respectivamente.  Los costes de explotación aumentaron a un  ritmo menor  que los ingresos, lo  que  permitió un incremento del margen neto del 12%.  

Excluyendo este cargo neto de plusvalías y saneamientos, el beneficio atribuido ordinario aumentó un  14% en el año, hasta 7.516 millones de euros y el beneficio ordinario antes de impuestos se incrementó  un 20%, hasta 13.550 millones de euros. 

Los clientes vinculados  (los que consideran a Santander su banco principal) aumentaron en dos millones durante el año, hasta  un total de 17,3 millones (sin contar los de Popular). 

Los créditos y los recursos crecieron un 2% y un  8%, respectivamente, en euros constantes, durante el mismo periodo sin tener en cuenta Popular.  

El beneficio ordinario aumentó en nueve de los diez mercados principales del Grupo. En 2017, Europa contribuyó con un 52% al resultado y América, con el 48%. La  cartera crediticia también está bien diversificada tanto por segmentos de negocio como por geografía. 

La calidad crediticia siguió mejorando, con una caída de la morosidad desde final de junio de 129 puntos  básicos, hasta el 4,08%, influida por la venta de un 51% de la cartera inmobiliaria con un valor bruto contable de 30.000 millones de euros de Banco Popular. Sin Popular, la caída asciende a 55 puntos  básicos durante el año, hasta el 3,38%. 

Durante los últimos doce meses, el RoTE (rentabilidad sobre el capital  tangible) ordinario, un ratio clave para medir la rentabilidad, aumentó 70 puntos básicos, hasta el 11,8% (con Popular), entre los mejores del sector. El valor neto contable de los activos por acción (TNAVPS) se mantuvo estable en  4,15  euros,  y  el  beneficio  por  acción  (BPA)  aumentó  un  1%,  hasta  0,404  euros  (+8%  en  términos  ordinarios).  

Santander ha seguido fortaleciendo su capital durante el año con un aumento de la ratio CET 1 fully  loaded de 29 puntos básicos, hasta el 10,84%. El Grupo generó más de 3.000 millones de euros (53  puntos  básicos)  de  capital  mediante  crecimiento  orgánico  en  2017  y  mantiene  el  compromiso  de  alcanzar una ratio CET1 fully loaded de más del 11% en 2018.  Como resultado, Santander ha cumplido todos sus compromisos estratégicos para 2017 y reitera los  objetivos para 2018.  

Resultados de Banco Santander en España

En España (sin Popular), el beneficio atribuido aumentó un 46%, hasta 1.180 millones. 

Según ha indicado la entidad, la estrategia 1|2|3 permitió al banco aumentar el número de clientes vinculados en 600.000, hasta 1,9 millones. 

Gracias a la transformación digital, el banco aumentó sus clientes digitales en un 15% y es líder en pagos  móviles en España. Excluidos los cargos extraordinarios de 2016, el beneficio creció un 15%. El RoTE  ordinario creció al 10%, 122 puntos básicos más en el año, tras aumentar los ingresos por comisiones  con un buen control de costes y menores provisiones para insolvencias.

Resultados de Banco Popular

Banco Popular obtuvo una pérdida atribuida de 37 millones de euros, debido al cargo de 300 millones  de euros del tercer trimestre con motivo de los costes de integración previstos. 

Desde la compra, el  Grupo  ha  gestionado  activamente  los  riesgos  de ejecución  al  tiempo  que  ha mantenido  la  base  de  clientes y la cuota de mercado del Popular. 

Además, ha completado algunos hitos importantes, como  la ampliación de capital de 7.072 millones de euros (la demanda de los inversores superó más de ocho  veces la oferta); la venta a Blackstone del 51% del negocio inmobiliario, con un valor bruto contable de  30.000 millones de euros, que se convirtió en la mayor operación inmobilaria de la historia en España;  recibir  una  aceptación  del  78%  para  el  bono  de  fidelización;  completar  la  venta  de  la  filial  estadounidense  del  Popular,  TotalBank,  y  alcanzar  un  acuerdo  con  los  sindicatos  con  respecto  a  la  integración de las servicios centrales en España. 

Los indicadores técnicos de Banco Santander, dan a la entidad una puntuación de 9 sobre 10, al considerar que se encuentra en fase alcista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.