El Grupo Santander terminó el 2012 con un beneficio atribuido de 2.205 millones de euros, lo que supone un descenso del 59% con respecto a 2011.

Estas cuentas reflejan el impacto negativo de las provisiones por valor de 18.800 millones para sanear el riesgo de inmobiliario en España.



De los 18.800 millones en dotaciones, las correspondientes a mora ascendieron a 12.666 millones, un 28% más, mientras que el saneamiento de riesgo inmobiliario en España ha supuesto 6.100 millones, con lo que está cubierta al 100% la normativa aprobada en 2012.

El presidente del Santander, Emilio Botín, ha destacado que el beneficio en 2012 ha marcado un punto de inflexión. "En 2013, una vez terminados los saneamientos especiales, veremos un fuerte aumento de resultados, apoyados en la recurrencia de ingresos y el control de los costes", ha afirmado.

El beneficio ordinario de 2012 ascendió a 5.251 millones de euros, al que se suman 1.065 millones de plusvalías obtenidos, principalmente con la venta de la unidad de Colombia y con el reaseguro de la cartera de seguros de vida de España y Portugal.

Por tanto, el beneficio del período habría sido de 6.315 millones de euros, pero tras destinar 4.110 millones netos a provisiones para la cobertura de los riesgos con el sector inmobiliario en España, queda reducido a 2.205 millones.

Por zonas, el negocio de Latinoamérica le ha aportado el 50% del beneficio total, especialmente la región brasileña, mientras que Europa continental ha supuesto el 27% del beneficio atribuido ordinario.



Banco Santander amplió su capital el 2,11% para pagar el tercer dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio pasado. La entidad emitió 217,5 millones de nuevas acciones de un valor nominal de 0,5 euros, con lo que la ampliación ascenderá a importe nominal de 108,75 millones. Banco Santander estableció en 0,152 euros brutos el precio de derecho de suscripción de la ampliación de capital. El pasado 29 de enero finalizó el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita. Está previsto obtener las autorizaciones para la admisión a cotización de las nuevas acciones el próximo día 7 de febrero, de modo que su contratación ordinaria en España comience el 8 de febrero.