Banco Santander adquiere por 700 millones de dólares, bonos subordinados convertibles en acciones de la filial Santander México tras el anuncio publicado el pasado 9 de septiembre en la Bolsa Mexicana de Valores. Asimismo, los bonos pagarán una tasa de interés anual fija inicial del 4,625% y cada una será convertible en acciones de Santander México, bajo ciertas circunstancias regulatorias.

El cierre de la colocación estaba fijado para el miércoles 15 de septiembre.

La operación consiste en la renovación de un bono AT1, según explican desde Banco Santander. “Es una operación de construcción de capital de la filial en base a los niveles regulatorios exigidos”, explican desde el banco.

Esta emisión no contribuye a la construcción de capital de Grupo Santander, ya que las filiales operan de manera autónoma. 

En el futuro, Grupo Santander tendrá que hacer su propia construcción de bonos AT1 para cumplir con ciertos requisitos regulatorios.

Estrategias de Inversión

Para financiar sus nuevas emisiones de AT1, el grupo compra el 100% de la colocación de su filial mexicana para obtener ingresos vía cupón. Así, el interés que pagará Santander México sirve para reducir el coste de las emisiones que hará Grupo Santander. “La operación busca una gestión eficiente del capital”, explican desde el banco a Estrategias de Inversión.

La emisión de bonos convertibles en acciones en México es independiente de la OPA que ha lanzado Grupo Santander por el 8,3% que aún no posee de Santander México.

Con una oferta de 550 millones de euros, Santander espera hacerse con el 100% de la filial para sacarla de la Bolsa Mexicana de Valores. Actualmente controla el 91,7% de Santander México.

Santander México es el segundo banco más grande del país mesoamericano por volumen de activos, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Asimismo, la filial empezó a cotizar en la bolsa de México en 2012.

Asimismo, controla el 16,2% de los activos en el sistema financiero, sólo superado por BBVA México (23,6%).

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha expresado que mantiene una buena relación con Ana Botín, la presidenta de Banco Santander.