Seis compañías españolas han cambiado de ciclo bursátil durante la sesión. De ellas, sólo tres han pasado a ciclo alcista: Banco Santander, Grifols y Laboratorio Rovi.

Destaca, además, el cambio que se produce en el propio índice Ibex 35 que pasa de estar en un momento de rebote a estar en consolidación, según los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión. La puntuación del selectivo español es un cinco, la tendencia a largo plazo es alcista, mientras que en el medio plazo es bajista, el momento es negativo, la volatilidad es decreciente, el volumen a medio plazo es creciente y el volumen a largo plazo es decreciente.

Los que mejor puntuación tienen son Banco Santander y Grifols que tienen una puntuación de 8. La entidad que preside Ana Patricia Botín tiene una tendencia a medio y largo plazo alcista, el momento total lento y rápido es positivo, la volatilidad decreciente y el único aspecto negativo que presenta es el volumen que es decreciente en este momento.

Grifols, por su parte, también tiene un aspecto general positivo con tendencia alcista, momento positivo y volatilidad decreciente, mientras que como Santander también un volumen decreciente.

La compañía farmacéutica Rovi, que cotiza en el mercado continuo, tiene una puntuación de 7,5 puntos, con tendencia alcista, momento positivo, volumen decreciente y volatilidad en el medio plazo creciente, aunque la volatilidad en el largo plazo es decreciente.  

El siguiente con mayor puntuación según los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión es Naturhouse que tiene un siete sobre diez. La tendencia a medio plazo es bajista, mientras que la tendencia a largo plazo que presenta la cadena de nutrición y dietética es alcista. El volumen es creciente, la volatilidad decreciente, el momento total lento es positivo y el momento total rápido es negativo. Naturhouse pasa de estar considerado un valor alcista a estar en consolidación.

Con un ‘suspenso’ se sitúan Prisa y Lingotes Especiales que también han cambiado de tendencia. La compañía de medios de comunicación ha pasado de un momento bajista a rebotar en bolsa pero sigue teniendo una puntuación de tres puntos sobre diez, mientras que la industrial vallisoletana tiene un 1,5 sobre diez y ha pasado de rebotar a estar en tendencia bajista.