A la espera de que se publiquen mañana los resultados del tests de stress realizado por la CEBS a Banco Sabadell, comenta Tomás Varela, director financiero y director general adjunto de Banco Sabadell, nos comenta que en esta entidad suelen realizar estas pruebas mensualmente, quedando “ampliamente por encima de los límites de solvencia y, en este sentido, también por encima de los requisitos de los tests de stress europeos”.
Hoy Banco Sabadell ha hecho públicas sus cuentas del primer semestre, durante el cual obtuvo un beneficio neto de 233,6 millones, una cifra que su director financiero y director general adjunto, Tomás Varela, califica de “positiva”. Si bien, en esta entidad han continuado acumulando provisiones por un valor de 339 millones, lo que ha reducido un 29,6% sus ganancias, pero respondiendo a “nuestro sentido conservador”.

En este trimestre las mayores plusvalías han sido generadas “en primer lugar por la operación de sale and leaseback, la recompra de participaciones preferentes y subordinadas y la venta de algunos edificios adicionales”. Todo esto, al final ha sido destinado a “dotar provisiones por insolvencias y por activos inmobiliarios en balance derivadas de situaciones de morosidad”, lo que les ha permitido cerrar con una cobertura del 74% de provisiones de morosos y el 22% de los activos inmobiliarios. Además, se fijan como objetivo “mantener un nivel de cobertura superior a la media”.

El nivel de mora de la entidad se haya por debajo de la media, concretamente en el 4,38%, algo que la entidad ha mantenido históricamente si bien, para final de año estiman que su pico de morosidad “se podría situar en torno al 5% aunque sigue la tendencia de que las nuevas entradas de morosidad y el nivel de recuperación de créditos morosos se estrechan”.

En cuanto a su negocio crediticio, en el primer semestre experimentó un aumento del 1,8%, una cifra afectada por el sector inmobiliario pues, como explica Varela “los niveles de crédito se han reducido en este ámbito porque el inmobiliario sigue siendo un sector muy afectado por la crisis”. En cambio, “en el resto de sectores nuestra concesión de créditos ha crecido por encima del 6%, destacando el crédito hipotecario para adquisición de vivienda y el crédito a empresas y PYMES”. En Banco Sabadell se muestran convencidos de que “este nivel moderado de crecimiento se mantendrá para este 2010 y probablemente 2011”.

De cara a la segunda parte del 2010 prevén resultados “parecidos a los de la primera parte del año” y “seguir manteniendo los ingresos y los altos ratios de cobertura en provisiones por encima de la media”.

Tras presentar recientemente una OPA amistosa a Banco Guipuzcoano, en la entidad catalana prevén “ampliar negocio y balance en todo el país y, situarnos en los territorios de País Vasco y Navarra en el 6º lugar en cuanto a volumen de negocio y presencia bancaria, y en 7º lugar en Madrid”. Además, el conjunto de accionistas de Banco Guipuzcoano que acepte esta OPA “se integrará como nuevos accionistas de Sabadell mediante un intercambio de sus acciones por acciones o por obligaciones convertibles en acciones en 3 años, lo que dará lugar a un grupo con una actividad y un dibujo muy complementario”.