Popular redujo un 27,2% sus ganancias durante 2009, hasta los 766 millones de euros. Al mismo tiempo aumentó su mora hasta el 4,81%, desde el 4,63% de septiembre. Estas cuentas han superado las previsiones de los expertos que anticiparon un beneficio de 736,2 millones.
De los 480 millones de euros destinados a provisiones cautelares, 335 millones se destinaron al fondo subestándar por riesgo de crédito y 145 millones al fondo de inmuebles por razón de su antigüedad en la cartera del banco.

La tasa de mora a finales año se situó en el 4,81%, casi el doble que hace un año (2,80%) y 18 puntos básicos por encima de la mora del último trimestre. La tasa de cobertura se colocó en el 50,27% gracias a las provisiones.

El banco destacó que a lo largo del ejercicio se produjo una ralentización sistemática de las entradas netas de mora y un creciente volumen de recuperaciones, que en el cuarto trimestre representaron el 65% de las entradas brutas. Las entradas netas cayeron un 73% respecto al primer trimestre del año mientras que la pérdida esperada se situó sensiblemente por debajo de las provisiones constituidas.

Asimismo, la entidad que preside Ángel Ron explicó que 2009 fue un año "excepcional" por la magnitud y profundidad de la crisis de las economías del entorno pero que en ese difícil contexto, las cuentas del banco mostraron unos resultados "sólidos", fruto del modelo de negocio de banca minorista, que junto a la eficiencia, aseguraron ingresos recurrentes y sostenibles.

Asimismo, pronosticó que se encuentra bien preparado para afrontar los retos de 2010, "gracias a su fortaleza de capital, a su holgada posición de liquidez, al éxito de su modelo de negocio, y al volumen de provisiones constituido".

La entidad espera una "gradual vuelta a la normalidad", tanto en el capítulo de ingresos, donde es previsible un estrechamiento de los márgenes como consecuencia de tasas de interés históricamente bajas y de una todavía "persistente débil demanda" de crédito, como en la menor presión de los activos deteriorados y la consecuente reducción de las necesidades excepcionales de saneamientos.

El margen de explotación -o beneficio antes de provisiones- alcanzó un resultado récord de 2.762 millones de euros, un 18% más que en 2008 gracias a la evolución de los ingresos y el control de costes.

El margen bruto superó los 4.000 millones de euros, un 10,9% más, mientras que el margen de intereses creció el 11,3%, hasta los 2.822 millones de euros, y se caracterizó por la ausencia casi total de atípicos.

GANA CUOTA DE MERCADO EN CRÉDITOS Y EN DEPÓSITOS

El banco cerró el ejercicio con un volumen de créditos a la clientela de 97.362 millones de euros, un 4,2% más, con una nueva producción de préstamos de 42.000 millones de euros concedidos a pequeñas y medianas empresas y a familias principalmente.

El banco señaló que la demanda de crédito mostró signos de recuperación en el último trimestre y el Popular elevó en seis puntos básicos su cuota de mercado.

Los depósitos aumentaron en 2009 un 15,3%, con una ganancia de cuota de mercado de 10 puntos básicos y un total de 59.557 millones de euros. Esta buena evolución permitió a la entidad reducir el 'gap comercial' en casi 9.000 millones, y en consecuencia, se mejoró la ratio de préstamos sobre depósitos en 32 puntos porcentuales.

El banco elevó sus reservas de liquidez en 9.000 millones hasta alcanzar al final del ejercicio unos 18.000 millones a valor efectivo, lo que le permite cubrir "holgadamente" los vencimientos de la financiación mayorista durante más de un año.

Los activos totales gestionados alcanzaron en conjunto 142.352 millones de euros, un 15% más, mientras que los activos en balance se elevaron un 17,1%, hasta los 129.290 millones de euros. Los fondos propios cerraron el ejercicio en 8.415 millones, un 25% más.

El capital básico o 'core capital' se situó a cierre de 2009 en el 8,61% y los recursos propios de primera categoría o Tier I en el 9,18%. La tasa de eficiencia se situó en el 29,31%, casi 30 puntos por debajo de la ratio de la media europea y más de 10 por debajo de la media de la banca española.