Es curioso cómo se pueden aplicar los mismos términos a dos entidades tan diferentesesperemos- como Bankia y el Banco Popular por aquello de los conceptos de ‘dilución’ y ‘desplome bursátil’. Es momento de preguntarse ¿cómo será aquello de si algún día volveremos a encontrarnos en el camino? En caso de que estén pensando acudir a la ampliación de capital del Popular, su posición inicial corresponderá a uno de los tres perfiles posibles: accionistas, interesados y especuladores. El consenso de analistas asegura que, tan sólo, la última de las fórmulas es la correcta. 

El camino comenzó hace ya 3 años cuando el Popular decidió lanzarse a sacar más papel al mercado a 7 euros por acción. “Si usted forma parte de ese 47% de accionistas minoritarios, propietarios del banco, con pérdidas de millones de euros, debería, hace tiempo, haber despedido a todo el equipo directivo como primera medida (…) que les expliquen cómo un banco ha pasado de 7 euros a tan sólo 0,40 en 4 años”. Carlos Ladero, analista de InversionesInteligentes, es de aquellos que se muestran muy críticos con la ampliación de capital.

Hoy, 14 de noviembre, arranca el periodo de suscripción preferente y durará hasta el próximo 28 de este mismo mes. El 6 de diciembre se verá el resultado de la operación cuando todos los títulos salten al parqué en armonía eso sí, aunque sin saber a qué nivel. Simplificando mucho la cuestión:
 

1 acción vieja = 3 nuevas acciones
Precio nueva acción = 0,401 euros que corresponde al valor nominal de 0,1 euros sumado al 0,301 euros de prima de emisión (derechos)
Descuento de la acción: 31,7%


Cabe decir que con tal volumen de acciones en circulación, más de 6.234 millones de nuevas acciones, el Banco Popular circunscribe el pago del dividendo al aumento del beneficio de cara a 2013 y del que se destinará el 50% a la retribución al accionista.

A las tres figuras posibles nombradas con anterioridad, se suman los inversores institucionales, para los que el banco ha fijado un precio tan bajo con el objetivo de garantizar la colocación de papel, pero que ni por esas ha tenido el atractivo suficiente, pero…no preocupaciones porque Botín respalda y cumple, entre otras entidades colocadoras.


Supuesto 1. Accionistas del Banco Popular. Usted ya está dentro y de la nada han surgido derechos de compra de nuevos títulos. La entidad es, junto con Bankia, la que más autocartera acumula en porcentaje, hasta un 3,979%, que asciende a 94,2 millones de euros. En caso de encontrarse con unos derechos de suscripción no deseados, lo mejor, dicen los analistas, es deshacerse de ellos el primer día dado que irán perdiendo valor conforme pase el tiempo. Huir antes de nada.

Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, ofrece una nueva fórmula frente a los ‘catastrofistas’ del mercado. Esto es, utilizar los derechos para comprar a modo de vale, pero nada de gastar dinero. “Se puede acudir a la ampliación sin poner dinero, es decir, vender los derechos necesarios para comprar nuevas acciones, pero nunca meter más dinero en la entidad”.


Supuesto 2. No es accionista. Es quizás la posición más cómoda a la hora de estudiar las opciones. Sobre la mesa se encuentra un ‘no’ rotundo de aquellos que recuerdan que los propios inversores institucionales no han querido acudir en masa a una ampliación que, en principio, otros venden como un ‘chollo’ apelando a aquello de que ‘toda bolsa sube a largo plazo’. En este punto, Blasco considera “interesante acudir a estos niveles”. Por su parte,Elena Parrilla, de Banif, recomienda esperar e “ir viendo cómo acepta la parte retail la ampliación. Ha salido en la parte mínima (0,401 euros/acción) y tenemos que ir viendo cómo se acepta”, asegura.

Y lo cierto es que es, como en todo, una inversión más en la que se debería contemplar tanto la evolución bursátil del valor como sus fundamentales. Dado que Oliver Wyman todavía colea, es fácil recordar que el Banco Popular se encuentra tres puntos por encima de la media del sector (16%) en lo que se refiere a exposición al crédito promotor. La suma asciende a 24.000 millones de euros de los que el 62% cuenta con garantía real, esto es, un suelo o edificio construido que lo respalda. De todas las pifias y pufos variados que mandará al armario de la SAREB, los recortes a aplicar van desde descuentos del 45% en el caso de la cartera de préstamos y otro 63% en el caso de los inmuebles ya adjudicados.

¿A nivel bursátil?Se dice que los especuladores ya han abandonado el barco. En lo que va de año, el Banco Popular ha perdido un 70% de su valor en el Ibex 35 y ello a pesar del veto a los cortos que la señora Elvira Rodríguez se ha encargado de prorrogar en aras del libre mercado. “No veo por qué debemos incrementar posiciones en el Banco Popular si la tendencia sigue siendo bajista”, afirma Roberto Moro, de Apta Negocios. “No soy partidario de acumular algo que hoy por hoy es netamente bajista. No ha dado la mínima señal de revertir la tendencia” y apunta el experto que sólo comenzaría a hacerlo tras la superación de 1,95 euros.

En la misma línea, Alberto Roldán, de Inverseguros, confiesa que si lo que se busca es “un componente value, es difícil justificar introducir riesgo en una cartera estable que en el medio plazo esté orientada a generar retorno sostenido”. Con lo que claramente….NO.


Supuesto 3. Especulación. Es la única excepción que contemplan los más escépticos del mercado y que conlleva, por cierto, el mínimo riesgo. “Vender las acciones y utilizar los derechos para adquirir el mismo número de las mismas”, asegura Carlos Ladero. Es la opción elegida por algunos bróker cuyo objetivo no es otro que “bajar el precio de los títulos en un 4/5%”, de ahí que si su opción pasa por deshacerse de los derechos, lo mejor sea hacerlo cuanto antes.

Y, a colación de todo ello, una curiosidad. Algunos expertos se han lanzado a hablar de campaña orquestada por los grandes (véase el Banco Santander) para captar en masa a posibles interesados inversores, ajenos a la negación de los institucionales respecto a la ampliación. Lo cierto es que, al menos, los titulares los días pasados coincidieron y todavía hoy alguno rechina en lo más profundo. El lunes el recibimiento fue extraordinario con un repunte venido a menos y que alcanzó el 12% de revalorización. La jornada del martes, sin embargo, trajo el palo frente a la zanahoria. ¿Será que están preparando el suelo?

 ANÁLISIS Ei PREMIUM

 

- Vídeo Premium: José Luis Cava y otros cuatro expertos recomiendan NO acudir a la ampliación de Popular