El presidente de Caja Murcia y Banco Mare Nostrum, Carlos Egea, ha mostrado su determinación por sacar a  Bolsa su marca, a pesar de que aún se encuentran en conversaciones con inversores privados para la  colocación de capital antes de dar el salto al parqué.

En el marco de la semana de cursos organizada por la APIE en la Universidad Menéndez Pelayo en Santander, Carlos Egea ha asegurado que la idea de la entidad que dirige 'es clara porque para las cajas es fundamental somerterse al escrutinio de los mercados'.

La operación podría dilatarse hasta marzo del próximo año puesto que, por el momento, Banco Mare Nostrum está a la espera de que algunos inversores extranjeros 'ofrezcan un precio' para entrar en un proceso negociador. Egea asegura que 'es muy importante para el grupo' contar con capital privado. Identifica, no obstante, 'tres  problemas' para los inversores como son 'el euro, España y las cajas' a lo que se suma un enorme desconocimiento por parte de los inversores estadounidenses del mercado inmobiliario español.

En línea con los responsables de Cajastur y Unicaja, el presidente de Banco Mare Nostrum ha destacado las prisas a las que se está viendo sometido el sector de la cajas para concluir con éxito el proceso de reestructuración y ha asegurado que 'les vendría muy bien una prórroga de estos plazos'.