El Banco de Valencia obtuvo un beneficio neto de 39,7 millones de euros en el primer trimestre de 2008, un 13,19% más que en el mismo periodo del año anterior. Según los resultados facilitados por la entidad tras celebrar una reunión del Consejo de Administración, el volumen de negocio se situó en 33.800 millones de euros, un 12% más interanual, lo que supone reducir el ritmo de crecimiento a una tercera parte en términos porcentuales y a menos de la mitad en términos absolutos. En marzo de 2007, el volumen de negocio acumulado creció un 36,98% interanual, por encima de los 8.100 millones de euros.