El Banco de Japón (BOJ) decidió hoy mantener los tipos en el 0,1%, donde los situó el pasado diciembre, y mejoró su evaluación de la segunda economía mundial, ya que "existen señales de recuperación".
La junta de gobernadores del Banco Central de Japón aseguró al término de su reunión mensual que la economía japonesa está mejorando gracias al aumento de la inversión, las exportaciones y la producción, a la vez que la crisis en otros países empieza a corregirse.

No obstante, el BOJ matizó que el consumo privado sigue siendo bajo, a pesar de que mejoró ligeramente gracias a las medidas de estímulo a probadas por anterior Ejecutivo del Partido Liberal Demócrata (PLD).

Igualmente, la institución responsable de la política monetaria recordó en su comunicado que la caída de los precios sigue acelerándose y persiste la deflación.

El BOJ afirmó que la economía japonesa comenzará a recuperarse a finales de la segunda mitad del ejercicio fiscal de 2009, que termina en abril del próximo año, "gracias a las medidas para estabilizar el sistema financiero y las medidas fiscales y monetarias".

Asimismo, se espera que la recuperación de otras economía industrializadas y también en mercados emergentes consolide el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Japón, que en el segundo trimestre del año subió un 3,7% anual, poniendo fin a un año de contracción.

"Si la mejora continúa, hay perspectivas de que la economía japonesa regrese al crecimiento sostenible y la estabilidad de precios en el futuro (más allá del año fiscal 2010)", señala el comunicado.

El BOJ volvió a reiterar este mes que la situación sigue condicionada por "niveles significativos de incertidumbre en otras economía y en los mercados financieros globales".