El director general de Regulación del Banco de España, José María Roldán, aseguró hoy que, en un contexto de crisis financiera internacional, la crisis en España se ha producido "básicamente vía crecimiento económico", si bien explicó que las "importantes exigencias" de capital a la banca buscan que ésta pueda superar "pérdidas inesperadas" para que pueda sobrevivir "en el peor de los escenarios".
Así lo aseguró durante la inauguración del IV Congreso de la patronal de las tasadoras ATASA, en la que comparó la crisis internacional con la de 1929 e indicó que la globalización financiera ha hecho que la crisis se haya trasladado de país en país a una velocidad "inusitada", dejando al descubierto "el lado oscuro de la globalización económica".

"La crisis financiera ha sido la crisis de un modelo de hacer banca", añadió Roldán para proseguir diciendo que "ahora los modelos de banca al por menor, más sencillos, se ven como los protagonistas de cara al futuro".

En este punto, el director general de Regulación del Banco de España hizo un repaso por las modificaciones necesarias en el ámbito financiero para superar la crisis. "El primer paso", dijo, "es pedir más capital en las áreas donde más debilidades había de fondo". En este sentido, subrayó que, en el marco de Basilea II, se van a va a pedir "hasta tres veces más capital que antes de la crisis" en la cartera de negociación.

Por otro lado, expresó la necesidad de diferenciar entre titulizaciones sencillas y retitulizaciones complejas, de exigir mayor calidad en los productos financieros y exigir que las remuneraciones no incentiven una excesiva asunción de riesgos. "Ese tipo de situaciones son las que vamos a tener que corregir", sentenció.